Peregrinos en la carretera D428 en el C'Elhursaro, Francia | ©Joseba Aldaz

Peregrinos en la Ruta de Napoleón, Camino de Santiago

Fecha

Peregrinos en la carretera D428 en el C'Elhursaro, Francia | ©Joseba Aldaz
Peregrinos en la carretera D428 en el C’Elhursaro, Francia | ©Joseba Aldaz

Peregrinos en la Ruta de Napoleón

La primera de las rutas del Camino de Santiago es una de las más bonitas, doy fe de ello. Los peregrinos en la Ruta de Napoleón verán paisajes únicos, sentirán la pequeñez frente a la naturaleza, y disfrutarán de cada uno de los metros de esta agotadora etapa entre Francia y Navarra. La etapa es dura, muy dura. En mi caso la hice en bici y con la carga de las alforjas. Hubo momentos donde la falta de fuerzas me incitaban a volver, regresar al punto de partida cuesta abajo. Aguanté, empujé, arrastré la bici, y al final la superé. Eso si, dolió.

La etapa

A eso de las siete de la mañana, tras el desayuno, me puse en marcha. La sorpresa fue como te ataca la pendiente sin esperarlo. Sin salir de Saint-Jean-Pied-de-Port, al dejar la Rue d’Espagne se toma la carretera D301 siguiendo la Route de Saint-Michel. Aproximadamente andados unos doscientos metros te encuentras con un desvío hacia la D428. Y es ahí, en el mismo desvío, donde la carretera deja de serlo para convertirse en pared. No me pillaba de nuevas, sabía de la brutalidad de la ruta. Sin embargo, lo que no me esperaba era encontrarme con la realidad tan pronto y sin calentar.

Muga y mi bici en el Col de Bentarte | ©Joseba Aldaz
Muga y mi bici en el Col de Bentarte | ©Joseba Aldaz

La mayor parte de la etapa discurre por una carretera estrecha, la D428, que en un par de ocasiones se abandona para atajarla por caminos de tierra y volver de nuevo a ella. Al llegar a la Cruz de Thibault se dice adiós al asfalto y se encara el Col de Bentarte, la cota más alta de esta etapa.

La experiencia

Como conclusión, siempre existen experiencias que dejan huella, la Ruta de Napoleón fue una de ellas; por su belleza, por su dureza, por ese baño de humildad frente a la naturaleza. Si alguien está pensando en hacerla en coche, que se olvide. Solo es posible sentir latir el corazón si lo haces con tu esfuerzo y sintiendo la montaña.

Buen camino.

La fotografía


Mi visión

Es una fotografía minimalista que no respeta los tercios horizontales pero si los verticales. La pareja de peregrinos tienen todo el protagonismo de la imagen, a la vez de ser una mínima mancha frente a la grandiosidad de las nubes. El verde remarca el fin del horizonte al mismo tiempo que los caminantes le dan continuidad con esa actitud de seguridad.

Datos técnicos

Nikon D90 | Distancia focal (35 mm): 300 mm | f /5,6 | ISO: 200 | Velocidad: 1/2000 seg


Artículos Relacionados

[sform id=’504′]

Más
artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad